MASAJE INFANTIL

El masaje infantil es un arte antiguo, aplicado a los bebés para estimular sus sentidos y
nutrirles afectivamente a través de la piel. Nos ayuda a comprender el lenguaje no
verbal del bebé y a responderle con amor y con una escucha respetuosa para satisfacer
unas necesidades básicas que se cubren a través de la piel.
Al masajear las distintas partes del cuerpo se favorece el flujo de energía por los
canales y de esta manera se fortalecen los órganos y sistemas que ellos irrigan. El
secreto de una buena salud, es que el cuerpo sea eficiente en la circulación de los
nutrientes y en la eliminación de sus toxinas. En este sentido, el masaje actúa como un
depurador, que ayuda a todos los sistemas del cuerpo.
Propiedades del masaje infantil:
Estimulación de diferentes sistemas: gastrointestinal, respiratorio, neurológico,
circulatorio y endocrino.

  • La estimulación cutánea es esencial para un correcto desarrollo orgánico y
    psicológico.
  • Las caricias proporcionan estabilidad al sistema nervioso y más resistencia a las
    enfermedades.
  • La estimulación proporcionada por el masaje es mucho más relevante para el
    bebé que lo que pueda ser cualquier juguete o programa de estimulación
    artificial que haya sido creado.
    Relajación: con el masaje los bebés aprenden a responder a la tensión con relajación.
  • Incrementa los efectos positivos en su cuerpo y les permite aliviar las tensiones
    reprimidas.
  • Los toques de relajación dan a los padres la oportunidad de ayudar a sus hijos a
    relajarse cuando tienen estrés.
    Alivio: el masaje incrementa los efectos positivos en su cuerpo y les permite aliviar las
    tensiones reprimidas.
  • Tonifica el área digestiva, ayuda a mover los gases y la materia fecal hasta
    expulsarlos.
    Interacción, puede afectar directamente al desarrollo emotivo del niño y su capacidad
    para manejar el estrés en la vida adulta.
  • Produce confianza e intimidad.
  • Facilita la interacción entre la persona que da el masaje y el niño.

REGULACIÓN EMOCIONAL

Una emoción es una respuesta que se produce como consecuencia de un estímulo procedente del interior o el exterior de nuestro organismo.

Las emociones son adaptativas porque permiten nuestra supervivencia y adaptación a determinadas situaciones sociales.
Las emociones nos lanzan un mensaje que debemos escuchar para actuar de la mejor forma posible (ej. si estoy triste-> párate, tómate un tiempo para pensar que te hace sentirte así y cambia las cosas que tengas que cambiar para encontrarte mejor).


Las emociones dejan de ser adaptativas cuando por su frecuencia, intensidad o duración generan una nueva realidad impregnada por la experiencia emocional. En su forma desadaptativa nos hacen reaccionar de manera exagerada ante estímulos que se consideran como neutros por término general, y no nos permiten responder adecuadamente a las demandas del entorno (estar con un poco de ansiedad ante un examen puede ser positivo, porque nos activa y hace que estemos más alerta;
un nivel de ansiedad muy intenso, sin embargo, no nos permite pensar con claridad y nos bloquea).


Para regular nuestras emociones es importante que nos centremos en nuestras sensaciones corporales. Si estoy demasiado tenso, recoloco la postura para que mis músculos se encuentren más relajados, regulo mi respiración si esta es acelerada, y poco a poco, esto me permitirá pensar con mayor claridad. Hay que recordar que no sólo nuestros pensamientos/emociones influyen en nuestras expresiones/postura corporal, si no que esta, también puede influir sobre nuestras emociones y pensamientos.


Si estoy enfadado se me frunce el ceño, aprieto más los músculos de la cara y me encuentro con diferentes partes de mi cuerpo en tensión… Si practico a relajar los músculos de mi cara cuando me encuentro enfadado y despejar la tensión en mi cuerpo, esto también puede influir para que no actúe en base a mi experiencia emocional. La focalización de la atención en mi cuerpo, me da unos segundos para que
la información que pasa directamente por el sistema límbico (de las emociones), se dirija hacia la zona prefrontal (de planificación/control/modificación) para no actuar de manera impulsiva en base a esa emoción.

ALIMENTACIÓN. COMO AUMENTAR TUS DEFENSAS.

Ahora más que nunca, refuerza tus defensas con hábitos saludables ¿y cuáles son esos hábitos?

– Evitar la obesidad,

– Realizar ejercicio físico,

– Cuidar tu microbiota intestinal, con alimentos probióticos como el chocolate (+70% cacao), encurtidos (aceituna, pepinillo, etc), yogures naturales o kéfir.

Toma el sol sin protección 10 – 30 min al día en cara, escote y extremidades, evitando las horas en las que el sol es más intenso.Los alimentos que pueden ayudar a mejorar tu sistema inmune son:

  • Aguacate
  • Semillas y frutos secos
  • Legumbre
  • Aceite de Oliva Virgen Extra
  • Huevo
  • Pescado azul
  • Ensaladas, verduras de hoja verde (espinacas, brócoli, etc)
  • Alimentos de color naranja (Zanahoria, Calabaza, caquis…)
  • Tomar más de 3 raciones de fruta al día, especialmente cítricos, (kiwi, fresas, mandarinas, etc.


Por el contrario, los alimentos que empeoran tus defensas son:

– Hidratos de Carbono simples; azúcares o cualquier alimento/bebida que lo contenga, harinas refinadas, zumos procesados, bollería industrial, cereales de desayuno… 

– Grasas de mala calidad como la bollería, los alimentos ultraprocesados, patatas fritas de bolsa, etc.

– Hábitos como el consumo de alcohol, el tabaco, el sedentarismo, estrés o insomnio empeoran nuestro sistema inmune.

Si quieres mejorar tus hábitos, nuestra Dietista – Nutricionista te ayuda a conseguir tus objetivos.

CLAVES PARA ELEGIR UN BUEN CALZADO

La elección del calzado es un elemento clave para la salud de nuestros pies.

Siguiendo estos pequeños consejos puedes evitar muchas lesiones en los pies y tensiones musculares. Recuerda al estrenar un zapato, no utilizarlo todo el día, los pies necesitan un tiempo de adaptación.

Para ello, debemos tener en cuenta las siguientes características:

1. Suficiente espacio y libertad de movimientos de los dedos. Evitar hormas estrechas, ya que este tipo de calzado puede provocar la aparición de juanetes.

2. La parte delantera debe ser flexible, permitiendo el movimiento de las articulaciones del pie.

3. Es conveniente que el calzado sea de un material transpirable. El cuero y otros materiales naturales son los más apropiados para la zona que cubre el pie. Además, evitarán el mal olor y la sudoración excesiva.

 3. La suela tiene que proporcionar estabilidad y ser antideslizante. Al tener cierto grosor amortiguan el impacto al andar y reparten mejor las cargas.

4. La altura del tacón no debería superar los tres centímetros. Cuanto mayor sea la altura del tacón más peso pasará a la parte delantera. Un problema muy frecuente debido al uso de tacones es la metatarsalgia, que se manifiesta con dolor en la zona del antepié. 

5. La zona del talón es importante que quede sujeta, para evitar rozaduras e irritación en la zona o torceduras.

6. En caso de utilizar plantillas personalizadas es preferible que se pueda quitar la plantilla del zapato para mayor comodidad, de esta manera el pie tendrá más espacio.

LA IMPORTANCIA DE REALIZAR EJERCICIO EN LA TERCERA EDAD

El ejercicio físico es sin duda una actividad que nos ayuda a mantenernos y sentirnos
mejor. Puede ayudarnos a prevenir problemas de salud y mejorar algunos de los que
padezcamos.


En el envejecimiento se producen una serie de modificaciones y pérdidas que, por sí
mismas, no justifican el cese de la actividad física y la aparición de la inactividad, solo
justificarían tener que adaptar el ejercicio a la condición física personal y al paso del
tiempo.
¿Sabías que…? A partir de los 30 empezamos a degenerarnos y perder capacidades.



Los adultos mayores inactivos pierden capacidad fundamentalmente en cuatro áreas,

que son esenciales para conservar la salud y su autonomía como son: la resistencia, la fuerza, el equilibrio y la flexibilidad.

El deterioro tanto del equilibrio como de la fuerza provoca caídas y el deterioro tanto de la fuerza como de la resistencia produce pérdida de la masa muscular.

Esta situación podría evitarse, e incluso una vez que acontece revertir a través del ejercicio físico. Los beneficios de realizar ejercicio físico son los siguientes:

  • Reduce el riesgo de mortalidad y discapacidad.
  • Mejora la salud mental, se asocia con integración social, mejora niveles de ansiedad y depresión.
  • Reduce el peso corporal.
  • Mejora la fuerza muscular.
  • Disminuye los niveles de estrógeno y de colesterol LDL.
  • Reduce la probabilidad de caídas (y de lesiones asociadas a las caídas)
  • Mejora la función física en general, retrasa la discapacidad.
  • Incrementa la masa, la potencia y la fuerza muscular-tendinosa.
  • Mejora ligeramente la capacidad cardiorrespiratoria.
  • Aumenta la densidad mineral ósea (protección descalcificación ósea).

En Clínica Salúdate, contamos con grupos de gimnasia para mayores coordinado por una fisioterapeuta. Infórmate sin compromiso.

HABILIDADES SOCIALES

Las habilidades sociales son el conjunto de conductas que nos
permiten relacionarnos con los demás de manera satisfactoria, por lo
que son imprescindibles en cualquier ambiente que nos podamos
encontrar (en familia, en el trabajo, en la calle, etc.).

Una adecuada puesta en práctica de estas habilidades es beneficiosa
para aprender a expresarse y comprender a los demás, tener en cuenta
las necesidades e intereses de todo el mundo, intentar encontrar la
solución más satisfactoria para todos ante un problema, o ser
solidario, cosas fundamentales si queremos vivir en sociedad.

Existen tres estilos de comunicación:

-PASIVO:
Los individuos que se caracterizan por este estilo, inhiben su
comportamiento (incapacidad para decir “no”) con tal de evitar
cualquier confrontación con otra persona. Tienen una excesiva
necesidad y preocupación por agradar a los demás y, a menudo, se
sienten incomprendidos o manipulados, lo que les genera sentimientos
de baja autoestima, desamparo, tristeza…

Tienen la sensación de bajo control tanto ante las situaciones que se
les presentan, como ante sus propias reacciones personales a la hora
de afrontarlas.

-AGRESIVO:

Las personas que utilizan este estilo tratan de imponer su criterio y
conseguir sus objetivos sin importarle la opinión ni los sentimientos
de su interlocutor. El modus operandi de estos individuos, es el uso
de estrategias como amenazas, intimidación, sarcasmo, acusaciones,
sentimiento de culpa, enfado y reproches.

En ningún momento se tienen en cuenta los derechos que deben tener los
demás, y su lenguaje suele tener un exceso de expresiones tales como:
“tienes que..”, “debes de…”, “no te voy a permitir que..”,
interrumpiendo el discurso de la otra persona y dando órdenes. Su
comportamiento es de tipo egocéntrico.

-ASERTIVO:

Su conducta no verbal está caracterizada por una expresión facial
amigable y relajada. Miran fijamente a su interlocutor, pero siempre
respetando los descansos necesarios. Sonríen frecuentemente y se
sitúan frente a frente a la otra persona, pero siempre respetando los
espacios personales.

Hacen uso de gestos firmes frecuentemente, pero sin resultar
amenazantes. Se muestran atentos a lo que su interlocutor le quiere
transmitir mediante la realización de preguntas adecuadas y,
respondiendo también de forma óptima a las preguntas que reciben del
otro.

En relación a la conducta verbal, hacen uso de la primera persona del
singular de cada verbo para mostrar abiertamente sus propias opiniones
e ideas, emociones y sentimientos.

El estilo asertivo, sería el estilo más adecuado para facilitar la
comunicación y poder llegar a acuerdos que respeten a ambas partes.

Ejemplo de estilo asertivo: «Entiendo que puedas estar muy cansado al
llegar a casa después de un largo día de trabajo (empatía), pero he
visto que has dejado la ropa sin tender y la he tenido que volver a
lavar, lo que me ha generado rabia (expresión de las propias
emociones/opiniones). Por favor, la próxima vez que llegues a casa,
trata de cerciorarte con anterioridad de si ha finalizado el programa
de lavado (petición asertiva).»

DIETA Y EL EFECTO REBOTE

Cuando empezamos a cuidarnos o a «hacer dieta», una de las preocupaciones más comunes es al finalizar el régimen. Ser capaz de llevarla a cabo de forma correcta, en el tiempo estipulado y conseguir los resultados que se esperaban es algo que requiere concienciacion, fuerza de voluntad y constancia.

Slim young woman measuring her thin waist with a tape measure, close up

Por eso, tener un resultado de efecto rebote es el más temido. Pero, realmente ¿qúe es?. El efecto rebote consiste en recuperar parte o el total de todo el peso que se ha perdido. Y, ¿sabemos por qué se produce? Te lo explicamos.

POR QUÉ SE PRODUCE ESTE EFECTO REBOTE

Habitualmente, tenemos el falso concepto de que una dieta o hacer dieta se trata de una planificación en la que se restringe la mayor parte de las comidas, ingiriendo cantidades muy pequeñas de los alimentos que se permiten (mayoritariamente vegetales), evitando aquellos más sabrosos, pasando hambre continuamente.

O incluso, existen dietas que sustituyen comidas enteras por licuados, batidos, barritas, etc.

Este tipo de planificaciones nutricionales, y todas aquellas que ponen a prueba nuestro organismo proporcionando muchas menos calorías de las que se deberían tomar, son la causa del efecto rebote.

Cuando ingerimos un déficit calórico mayor del que se aconseja, (entre 300 y 500 calorías al día menos), el cuerpo comienza a realizar cambios para reducir al mínimo posible el gasto energético.

CONSECUENCIAS

  • Debido a la disminución del gasto energértico, comiendo lo mismo que antes se adquiere más peso.
  • La mayor parte del peso perdido, será agua, no grasa, por lo que, una vez nos rehidratemos correctamente tras la dieta, en la báscula veremos reflejado un aumento de peso.

Al comenzar una dieta de pérdida de peso es imprescindible que esté planificada y pautada por un profesional. Nuestra Dietista – Nutricionista te ayudará a tu objetivo siendo el principal propósito la mejora de tu salud mediante la educación nutricional, basada en la evidencia científica y adecuándose a sus gustos y necesidades.

METATARSALGIAS

El dolor en el antepié se conoce como metatarsalgia. La metatarsalgia es la localización más frecuente del dolor en los pies y es más habitual en las mujeres.

En la parte anterior del pie tenemos cinco huesos largos (los metatarsianos) que se unen a las falanges, formando así los dedos.

Los metatarsianos reciben mucha presión a la hora de dar el paso porque son los encargados de soportar el peso del cuerpo cuando realizamos el despegue del pie del suelo.

Este aumento de presión constante y de forma repetitiva en la zona metatarsal causa dolor e inflamación, sensación punzante que empeora o aumenta de intensidad al caminar. En la mayoría de los casos encontramos durezas o callos en las zonas de máxima presión. En otras ocasiones, este exceso de presión puede desplazar las articulaciones apareciendo así los conocidos “dedos en garra” o “dedos en martillo”


CAUSAS

  • Sobrepeso
  • Alteraciones en la pisada
  • Morfología del pie
  • Deformidades de los dedos
  •  Juanetes
  • Fracturas
  • Edad avanzada
  • Artritis / artrosis
  • Calzado inadecuado

Acude a tu podólogo para que pueda localizar el origen de tu dolor con un estudio biomecánico, te aconseje un buen calzado, pueda valorar la necesidad de un tratamiento con plantillas personalizadas para eliminar los puntos de máxima presión y realice una quiropodia (en caso necesario) para quitar durezas y callosidades. 

DOLOR TORÁCICO O DORSAL

El dolor dorsal es una patología frecuente que se caracteriza por la presencia de dolor en la zona interescapular (entre los omóplatos). Este dolor suele ser de carácter no severo y se asocia a una gran rigidez de la zona torácica.

Es importante tener en cuenta que, en muchas ocasiones, este dolor está relacionado con patología visceral (problemas respiratorios, cardiacos, digestivos, etc.), por lo que, en primer lugar, habrá que descartar cualquier tipo de problema visceral antes de comenzar a tratarlo.

CAUSAS

Las causas más frecuentes de este tipo de dolor pueden ser:

  • Dolor discal
  • Dolor articular (debido a las articulaciones facetarias).
  • Dolor de la musculatura torácica.
  • Dolor de las articulaciones costocondrales (costillas).
  • Dolor neuropático (problema nervioso).

Este dolor suele aumentar con movimientos del tórax como la flexión mantenida del tronco (lectura, coser, estar frente al ordenador) o la rotación e, incluso, suele estar muy presente cuando inspiramos muy profundamente.

SINTOMAS

  • Dolor en la zona media de la espalda (en la escápula o zona interescapular).
  • Dolor que “atraviesa” el tórax hacia el pecho.
  •  Dolor que rodea el tórax siguiendo el trayecto de la costilla.
  • Dolor en la pared abdominal.

El tratamiento fisioterápico dependerá de la causa de este dolor, pero destacan técnicas como: descarga de la musculatura torácica, técnicas de terapia manual (movilización segmentaria y accesoria), ejercicios adaptados al paciente, etc.

Si crees que presentas esta patología, ponte en manos de nuestras fisioterapeutas y déjate asesorar por ellas.

AZÚCAR ¿SABES IDENTIFICARLO?

Identificar el azúcar en un producto no suele ser fácil, en ocasiones nos intentan vender como producto saludable algunos que no lo son.

SINONIMOS DEL AZÚCAR

Si prestamos atención a las listas de ingredientes podemos encontrar distintos nombres asociados al azúcar.

RECOMENDACIONES

Algunas recomendaciones para conseguir reducir el consumo de azúcar pueden ser:

  • Leer etiquetas. Hay que tener cuidado con los distintos nombres con los que nos pueden vender el azúcar.
  • Compra. Prestar atención a la hora de ir a la compra, evitando tener productos en casa con estos sinónimos del azúcar. Será más probable que acabemos por caer en la tentación
  • Aumentar el consumo de productos frescos, sin etiquetas, como las carnes, pescados, legumbres, frutas y verduras.
  • Consumir grasas de buena calidad como pueden ser el aceite de oliva virgen extra, los frutos secos, etc.

Si te cuesta identificar el azúcar o dejarlo de consumir, nuestra Dietista Nutricionista puede ayudarte.

Disfruta de la comida, educando al paladar a los sabores reales de los alimentos y comienza a sentirte mejor. 

Dolor de mandíbula o ATM

El dolor de mandíbula es uno de los síntomas más característicos de la disfunción de la ATM (Articulación Temporomandibular)


¿Qué es un trastorno de la articulación temporomandibular?


La articulación temporomandibular guía el movimiento de la mandíbula y la alteración disfuncional más frecuente es el síndrome de disfunción temporomandibular, causado por un mal funcionamiento entre las distintas partes de la articulación (disco articular, cóndilo, fosa y eminencia).

Existen diferentes patologías que pueden ser causa de esta disfunción; bruxismo, estrés, tensión emocional y contracturas musculares entre otros.

Síntomas que produce dicha alteración

  • Cefaleas constantes
  • Dolor retro-ocular
  • Aumento del dolor con la función mandibular (masticación, fonación, etc.)
  • Limitación en los movimientos de apertura-cierre mandibular, lateralidades y protusión-retrusión
  • Crepitaciones articulares al abrir la boca o masticar
  • Cambios en la alineación de los dientes, tanto superiores como inferiores
  • Síntomas en el oído (ruidos extraños, sensación de taponamiento y mareo, entre otras)

Tratamiento de fisioterapia en la disfunción temporomandibular

La fisioterapia puede ayudarte a restaurar el movimiento natural de la mandíbula y a reducir el dolor, que puede llegar a ser insoportable, especialmente si hay afectación del nervio trigémino.

Estos tratamientos de fisioterapia incluyen:

  1. Ejercicios activos y movilizaciones manuales (terapia manual), efectivos en el corto plazo para el aumento de apertura vertical
  2. Educación postural, para reequilibrar la postura y mejorar la posición de reposo de la mandíbula.
  3. Tratamientos especiales para el dolor como estimulación eléctrica transcutánea y calor o frío en las zonas doloridas.
  4. Tratamiento con terapias manuales como la relajación mediante la desactivación d puntos gatillo, técnicas miofasciales o masajes en zonas periféricas a la ATM como son cuello o espalda
  5. Procedimientos de autorrelajación

No dudes en informarte y nuestro servicio de fisioterapia te ayudará.

ZAPATOS DE TACÓN

Con el aumento de las celebraciones por Navidad y Año Nuevo, muchas mujeres optan por calzarse con zapatos de tacón excesivamente  altos. Llevar tacones de infarto casi nos garantiza dolores de pies, rodillas, espalda…etc. Demasiados efectos negativos para estar “elegantes” estas fechas señaladas.

El uso de tacones altos puede provocar molestias leves o severas en los pies, como hinchazón, callos, durezas, ampollas, rozaduras, sobrecarga metatarsal, problemas en los huesos como los juanetes o dedos en garra, e incluso dolor de espalda.

Su uso puede someter al pie a una situación de estrés, especialmente en la zona del antepié,y puede derivar en problemas como metatarsalgias, sesamoiditis, tendinitis, fascitis y, en general, inflamación en cualquier tejido del pie.

Recomendaciones Generales

  • Es fundamental respetar la anchura del pie a nivel metatarsal (zona anterior del pie),de forma que los dedos tengan también espacio suficiente y no vayan oprimidos.
  •  En cuanto a la altura de tacón “ideal”, no debería ser superior a los 5 cm y  ser ancho y recto, para que la pisada tenga más superficie de apoyo y dé algo de estabilidad al calzado. También es importante que que el antepié tenga al menos 2 cm de suela.
  • Es aconsejable que sean de un material natural, transpirable y adecuado al clima.
  • Por último, es fundamental tener la piel y las uñas en buen estado:unas uñas bien recortadas y una piel bien hidratada y sin durezas ayudan a prevenir molestias en ambas zonas. Para ello, se aconseja utilizar cada noche una buena crema hidratante específica para pies según las necesidades de la piel, y visitar al podólogo regularmente para solventar problemas específicos que puedan aparecer.

SALUD MENTAL

Si pretendes cuidar de tu salud física… ¿por qué no cuidas tu salud mental?

¿Sabías que las emociones “negativas” y los estados desadaptativos predisponen a enfermedades físicas?

¿Por qué? Porque las emociones que no se gestionan adecuadamente se acumulan en forma de estrés y este, afecta a nuestro sistema inmunológico.

Ejemplos de emociones o estados negativos que predisponen a enfermedades físicas:

  • Se ha demostrado que las personalidades denominadas “depresivas” predisponen al padecimiento de cáncer, y que la desesperanza disminuye la capacidad de recuperación una vez que este es diagnosticado.
  • Se ha demostrado que las emociones “negativas” como la ira o la hostilidad, predisponen a padecer enfermedades cardiovasculares (infartos, accidentes cerebrovasculares…).

Aparte de esto, presentar una adecuada salud mental, mejora nuestras relaciones sociales, facilitando el aumento de las emociones “positivas” y la motivación para realizar un mayor número de actividades que nos resultan placenteras.

¿Queda claro ya que salud mental es igual a calidad de vida?

¡Felices fiestas!

PSICODRAMA

Llamamos psicodrama al enfoque psicológico que utiliza un conjunto de técnicas procedentes de la teatralización y escenificación de papeles en psicología.

Mediante estas técnicas experienciales, las personas pueden adquirir diferentes papeles que les ayudan a ver cómo se sienten ellos mismos, y cómo se pueden estar sintiendo otras personas de su entorno más cercano.


Las técnicas procedentes del psicodrama son muy útiles cuando no se puede expresar con palabras una determinada situación por la que la persona está pasando y por ende, no se pueden experimentar las emociones que acompañan a esa situación.

Mediante el psicodrama se pueden recrear escenas de la propia vida de la persona, floreciendo conflictos que estaban ocultos. Al manifestar los conflictos a través de la expresión corporal, se puede empezar el camino terapéutico necesario para resolverlos.

COMO SOBREVIVIR A LA NAVIDAD

Suele haber dos tipos de personas cuando se presentan los eventos navideños. Por un lado, aquella que huye de los acontecimientos y por otro, aquella que está todo el año pasando hambre y cuando llega el evento se llenan de excesos.

Para sobrellevar las fiestas, ¿cómo lo hacemos?

  • Dejemos la culpa a un lado, disfruta de lo más importante de cada comida, LA COMPAÑÍA
  • Compensa los excesos con las otras comidas, siguiendo tus hábitos que has trabajado durante el año, sin dejar de hacer deporte.
  • Recuerda que la comida siempre debe ser algo positivo sin causar estrés y pensamientos negativos.
  • Realiza la mejor versión de las típicas recetas como la siguientes ¨chips de calabaza¨.

CHIPS DE CALABAZA

Chips de calabaza al horno.

Ingredientes: 1 calabaza mediana, Aceite de oliva,  Sal y pimienta,  Especias al gusto como las hierbas provenzales.

Enciende el horno a 180 ºC para precalentarlo. Lava y pela muy bien la calabaza removiendo también sus semillas. Puedes comprar una calabaza ya pelada, cortada o limpia si quieres ahorrarte este trabajo. Distribúyelos en forma de patatas gajo en una bandeja con papel vegetal y colócalos sin apilarlos, vierte un chorrito de aceite de oliva y lleva al horno a 180 ºC entre 10 y 15 minutos. Una vez dorados sácalos y aliña con sal, pimienta y especias a tu gusto.

Si te has sentido identificado, comienza a comer de forma cociente, dejando las preocupaciones a un lado.

EVITA EL FRÍO EN TUS PIES

El frío afecta a la salud de los pies. Las bajas temperaturas pueden provocar dermatitis, eccemas, sabañones y en casos extremos, la congelación de los miembros inferiores.

Para ayudar a prevenir estas patologías, toma nota de nuestros consejos:

  • Utiliza calcetines de fibras naturales, como la lana, que calientan los pies sin oprimir o dificultar la circulación de la sangre.
  • Usa calzada que permita que el pie transpire, para que no se humedezca y aumente la sensación de frío.
  • Evita las fuentes de calor directas. No se deben acercar los pies a estufas o bolsas calientes, ya que incrementa la posibilidad de aparición de sabañones.
  • Utiliza cremas específicas con el fin de proteger la piel del frio, reparar las grietas y normalizar la estructura de la epidermis.
  • Para personas que presentan problemas de circulación es conveniente darse baños de pies alternando intervalos de agua fría y agua tibia con el fin de estimularla.

HOMBRO CONGELADO

¿QUÉ ES EL HOMBRO CONGELADO O LA CAPSULITIS ADHESIVA RETRÁCTIL?

Es una patología que se caracteriza por la fibrosis de los elementos cápsulo – ligamentarios del hombro. Esto provoca gran dolor y, sobre todo, restricción y pérdida del movimiento.


A día de hoy se sabe que la causa de esa pérdida de movilidad se debe a una respuesta
defensiva muscular.
El signo más característico de esta patología es la limitación de la rotación externa y de la abducción del hombro, lo que provoca gran dolor e incapacidad en el paciente.
Además, hay que destacar que es tan frecuente en hombres como en mujeres y que
hay ciertos factores de riesgo asociados a ella como: la diabetes, el hipotiroidismo, la
predisposición genética, etc.

El dolor, normalmente, aumenta por las noches, con movimientos rápidos e inesperados y con cualquier movimiento del hombro. Por lo tanto, el diagnóstico de esta patología se basará en una exploración clínica en la que se debe observar:

  • La pérdida global del movimiento activo y pasivo.
  • Gran dolor e incapacidad para mover esta articulación.
  • En ocasiones, también están indicadas las radiografías para confirmar la patología.

TRATAMIENTO

Por último, el tratamiento del hombro congelado en la primera fase consistirá en la infiltración intra-articular con corticoides y posteriormente, se empezará con la fisioterapia.

El tratamiento fisioterápico consiste en:

  • Terapia manual basada en técnicas de movilización oscilatoria y técnicas de movilización con movimiento.
  • Estiramientos de baja carga y larga duración.
  • Ejercicios terapéuticos indicados en esta patología para permitir movimiento libres de dolor.

Desde Clínica Salúdate te animamos a ponerte en las mejores manos y dejarte asesorar por nuestros profesionales.

ALIMENTOS QUE TE HACEN SENTIR CULPABLE

Sentimos culpabilidad de tomar ciertos alimentos. En general no deberías sentirte culpable por NINGÚN alimento, estos son los típicos que al mencionarlos, hay sentimiento de culpabilidad. Pensamos que son más calóricos, más perjudiciales o que su consumo nos hará «engordar».

Los huevos, el aguacate, las frutas o frutas como el plátano, los frutos secos e incluso la patata son alimentos que aportan múltiples nutrientes por lo que no debemos evitarlos o sentir miedo al comerlos. Ya que, al evitar tantos alimentos que nos gustan, este sentimiento de culpa puede generar ansiedad y hambre voraz.

Por supuesto, hay alimentos que no son tan nutritivos y no tienen que consumirse todos los días, como el pan blanco, que siempre es mejor consumirlo de harina integral (trigo, espelta o centeno).

EQUILIBRIO. Si hay un equilibrio en general de los demás alimentos y hábitos saludables, comer por ejemplo pan blanco de vez en cuando es buena opción.

Debemos entender que no existe una alimentación o una dieta PERFECTA. Un patrón saludable de alimentación, debe de tener en cuenta también la salud mental, física, social y personal. Hacer lo que se ajuste a ti es primordial para empezar a cambiar hábitos.

Consulta con nuestra Dietista – Nutricionista para saber más.

PODOLOGÍA INFANTIL

Caerse con mucha frecuencia, descalzarse a menudo, caminar de puntillas o con los pies hacia dentro o hacia fuera y cualquier tipo de alteración en las uñas son signos que revelan posibles problemas en los pies de los niños.

Es importante realizar una revisión anual de los pies de los niños por parte de un profesional. Estas consultas podológicas son claves para detectar cualquier problema dérmico como virus u hongos, evaluar el desarrollo y detectar de forma temprana cualquier anomalía en los pies y la marcha.

Se recomienda realizar una revisión del calzado ya que los pies de los niños crecen entre 7 y 8 mm cada 3 meses y, por ello, es fundamental comprobar que el calzado no se haya quedado pequeño, los dedos son muy elásticos y deformables a la compresión y esto puede generar lesiones y modificaciones en la marcha del niño además de impedir el correcto desarrollo del pie y dedos.

La talla adecuada para el calzado es aquella en la que la distancia entre el dedo más largo y el zapato es de 1 a 1,5 cm, espacio suficiente para que los dedos puedan moverse libremente sin ser oprimidos.

Llevar el calzado más grande para que supuestamente “dure más” tampoco es recomendable porque el niño andará incómodo, el pie tendría un exceso de movimiento dentro del zapato, puede generar rozaduras y su marcha será inestable.

ESGUINCE DE TOBILLO

Los esguinces de tobillo son unas de las lesiones más frecuentes, no solo en actividades deportivas, sino también dentro de las actividades diarias de cada persona. El esguince más común es la lesión del ligamento lateral externo que se produce por una distorsión más allá de los límites fisiológicos a consecuencia de un movimiento forzado y brusco del tobillo (inversión y flexión plantar).

Existen tres grados de esguince de tobillo:

  • Grado I: lesión leve, distensión o sobreestiramiento del ligamento con micro-roturas.
  • Grado II: lesión moderada, rotura parcial del ligamento.
  • Grado III: lesión grave, rotura completa del ligamento (tratamiento quirúrgico).

Los signos y síntomas más frecuentes dependiendo del grado de esta lesión son: dolor leve-moderado, debilidad muscular, inflamación de la zona, hematoma, rigidez articular e inestabilidad articular de tobillo.

¿Qué hacer ante un esguince de tobillo?

Lo primero de todo, saber de qué grado se trata. El grado I y II son los más frecuentes. Se diferencian por el nivel de tumefacción, inflamación y dolor de la zona pero el tratamiento es similar.

Hoy en día, ya se han desechado los mitos de la inmovilización rígida que suelen llevarse a cabo en los servicios de urgencias. Suele ser suficiente con un vendaje funcional o una tobillera que le permita al paciente caminar a la vez que se va cicatrizando la lesión. Eso sí, el tiempo de inmovilización funcional varía en función del grado del esguince.

Además, se recomienda el uso de frio local sobre la zona, mantener la extremidad afectada en alto para disminuir la inflamación y la toma de antiinflamatorios si fuera necesario.

Tratamiento fisioterápico

  • Terapia manual de tobillo.
  • Punción seca sobre el ligamento dañado.
  • Electroterapia (US, TENS…).
  • Y lo más importante para una completa recuperación y para prevenir recaídas: ejercicios específicos para recuperar la movilidad y la fuerza muscular y ejercicios de propiocepción y equilibrio adaptados a la lesión.

Si sufres esta lesión ponte en manos de nuestro equipo de fisioterapeutas, te ayudarán a recuperarte lo antes posible y te enseñarán diferentes pautas para evitar recaídas.