ZAPATOS DE TACÓN

Con el aumento de las celebraciones por Navidad y Año Nuevo, muchas mujeres optan por calzarse con zapatos de tacón excesivamente  altos. Llevar tacones de infarto casi nos garantiza dolores de pies, rodillas, espalda…etc. Demasiados efectos negativos para estar “elegantes” estas fechas señaladas.

El uso de tacones altos puede provocar molestias leves o severas en los pies, como hinchazón, callos, durezas, ampollas, rozaduras, sobrecarga metatarsal, problemas en los huesos como los juanetes o dedos en garra, e incluso dolor de espalda.

Su uso puede someter al pie a una situación de estrés, especialmente en la zona del antepié,y puede derivar en problemas como metatarsalgias, sesamoiditis, tendinitis, fascitis y, en general, inflamación en cualquier tejido del pie.

Recomendaciones Generales

  • Es fundamental respetar la anchura del pie a nivel metatarsal (zona anterior del pie),de forma que los dedos tengan también espacio suficiente y no vayan oprimidos.
  •  En cuanto a la altura de tacón “ideal”, no debería ser superior a los 5 cm y  ser ancho y recto, para que la pisada tenga más superficie de apoyo y dé algo de estabilidad al calzado. También es importante que que el antepié tenga al menos 2 cm de suela.
  • Es aconsejable que sean de un material natural, transpirable y adecuado al clima.
  • Por último, es fundamental tener la piel y las uñas en buen estado:unas uñas bien recortadas y una piel bien hidratada y sin durezas ayudan a prevenir molestias en ambas zonas. Para ello, se aconseja utilizar cada noche una buena crema hidratante específica para pies según las necesidades de la piel, y visitar al podólogo regularmente para solventar problemas específicos que puedan aparecer.

Deja un comentario