LAS CENAS. MITOS.

«No comas por la noche, que vas a engordar.»

La creencia más popularizada es que a la hora de dormir, hay reposo y por lo tanto todo lo que comas, se acumula. ERROR.

Diversas investigaciones y estudios han demostrado que nuestro metabolismo promedio disminuye solo un 15% cuando estamos dormidos y esto es debido a que la mayor parte de la energía que utiliza nuestro cuerpo durante el día es para procesos celulares que nos mantienen vivos, sin embargo, investigaciones han demostrado que en la fase REM del sueño, el gasto metabólico aumenta, es decir hay un uso de energía mayor.

Otro mito es que nuestro cuerpo utiliza después de comer todos los alimentos en la actividad física, sin embargo, nuestro cuerpo sigue requiriendo de calorías para la construcción del músculo, y esto se da sobre todo en la noche mientras dormimos.

Nuestro cuerpo no tiene un horario fijo para controlar que a partir de una hora se acumule determinados alimentos como grasa abdominal. Es el conjunto de alimentos que se comen durante el día, sumado al equilibrio de nutrientes ingeridos lo que hace que se produzca acumulación de grasa.

Lo único malo de las cenas, es sobre todo que a veces se relaciona con alimentación emocional y compulsiva, donde nos relajamos y elegimos alimentos poco sanos y ahí es donde ese aumento de grasa corporal se puede ver.

Nuestro servicio de nutrición puede ayudar a controlar este tipo de comportamientos, saber qué elegir  y a aprender a comer, pilar fundamental del equilibrio.

Deja un comentario